Liga de honor entel: Dark Horse, Rebirth y el tercero en discordia.

Dark Horse:

El actual campeón de la liga chilena viene pisando fuerte demostrando que aun nadie puede lidiar tranquilamente con su fuerza mecanica.

Ominick (Elise) lideró el juego de jungla contra un Rakyl perdido que nunca pudo volver al partido, Renekton para Regi y Sona-Tham Kench en bot le dieron la victoria y el tope de tabla al caballo negro en la última jornada.

Podrá mantener el estilo de juego y quedarse con el bicampeonato? Parece que aún nadie ha encontrado la clave para descolocar el “perfectamente desordenado” juego de Dark Horse, pasando por encima a sus rivales en todas las líneas.

Rebirth Esports.

El fénix sigue con algunas dudas, pero se encuentra fuerte cuando ejecuta sus estrategias, con un coach (Beto) metódico y con estrategias de libro ordenadas consiguen las victorias que necesitan para estar cabeza a cabeza con Dark Horse.

KZ y Kiefer siguen siendo los estandartes fuertes del fenix, confiarse de más contra estos jugadores supone perder la línea y que Rebirth baile en la grieta tomando objetivos limpios.

Si bien a veces les cuesta retomar el rumbo ordenado del partido, cuando no están seguros, respiran profundo y vuelven en picada en los minutos altos del encuentro, arrasando con todo a su paso. Si no quieren repetir el final del apertura, deberán tomar recaudos para cuando las cosas no van bien.

Azules Esports.

Ahora sí, el clausura tiene un nuevo contendiente y viene tan rápido como el caballo negro y tan alto como el fenix. El chuncho, con un partido menos, ha demostrado que ahora hay que temerle.

Con jugadores como Khougi, que hasta ahora muy pocos han podido aguantar su agresividad en jungla (al menos por un rato), va sumando victorias en la liga de honor entel, su Elise y su Jarvan permiten que Icebox y Cody se vuelvan locos y carreen las partidas.

A la espera de la reprogramación de su partido contra Hafnet por problemas en los clientes, el bulla se perfila y genera expectativas de conseguir esa victoria y generar el triple empate en el tope de tabla. Deberá cumplir.

Hafnet Esports y Ace1.

Dolidos pero aun en mitad de tabla, los lobos buscan reencontrarse y poder arrancar esa victoria contra los azules para poder escaparse de Ace1, han intentado generar situaciones dentro de la grieta, pero la ejecución les pasa factura.

Kartana ha tomado una relevancia muy fuerte, presentando hasta un pick de Xerath support que dio que hablar.
Severity y Metabee (el rookie de oro), tienen una sinergia envidiada por otros equipos, pool de champs atractivo y variado, con chance de lane swap y técnicamente avanzados, son los puntos fuertes de Hafnet.

El juego ordenado y metódico ha presentado fallas, pero el draft variado y mécaniquero ha sabido llevarse victorias contundentes.

Algo parecido a Ace1, quien todavía no encuentra cómo aprovechar el early game con ventaja y bien ejecutado que consigue. Las bonificaciones de Baron que no hacen más que ofrecer la vuelta al juego a sus rivales, y es que en la desesperación de finiquitar el partido, pueden hacer un nashor, generar una teamfight y dar el exterminio para el rival, inclusive repitiendo el proceso 3 veces en un mismo encuentro.

Si logran encontrar su confort de marcha en el juego medio, podrán quedarse con los objetivos de forma más segura y salir de la mitad de la tabla. Aún no pierden las esperanzas de repetir en la vuelta, la buena actuación del inicio de la ida.

Universidad Catolica Esports.

Incertidumbre y errores, confianza y derrota. Si Crus no aparece los cruzados sangran, y es que el tirador ha sabido brillar en épocas oscuras para una católica que supo ser líder en la ida del torneo de apertura de manera aplastante.

Pero hoy es otra cosa, se han acostumbrado a estos soldados y les encontraron el punto débil, jugadas arriesgadas que dan ventaja, decisiones con dudas que no terminan de completarse y un juego lento por momentos, permite que los rivales tomen la presión del mapa y diveen las torres de la UC.

Deberán despertar en la vuelta si es que quieren salir de lo bajo de la tabla y no confiarse de más.

Valorous.

El equipo de Valorous sigue con mala racha, con 2 partidos ganados al igual que los cruzados, intenta conseguir victorias pero no lo logra. El fenix propone jugadas con ventaja de posición pero terminan pésimamente ejecutadas y les cuesta arrancar de nuevo, teniendo que responder a cada situación que genere el rival.

Takeover parece ser el punto más fuerte, pero el equipo aún no pudo explotar su potencial.

FrostFire Team.

Al dragón le han robado el tesoro y aun no despierta.

Sin conseguir victorias y últimos en la tabla, el final de la ida deja un sabor amargo para este equipo que ha demostrado tener un nivel anímico bastante positivo, pero que dura poco.

Salen a ganar y destruir todo y generalmente son ellos los que proponen primero, pero rápidamente sale mal y se apagan.
Ceden ventajas en todas las líneas, objetivos y se comprometen a peleas innecesarias.

Frostfire ya evitó una promoción-relegación quedando séptimo en el apertura, tiene que mostrar su mejor versión en la vuelta o quizás esta vez, no corra con la misma suerte.